Saltar al contenido

GPS para perros con chip

Un GPS para perros con chip o, también conocido como, chip subcutáneo permiten localizar el hogar de un perro extraviado. Como su nombre lo indica, no se trata de un dispositivo rastreador, sino más bien de un diminuto chip del tamaño de un grano de arroz. Este chip se introduce dentro de la piel del canino, generalmente del lado izquierdo del cuello.

Principales ventajas de estos Gps

Si bien no es el dispositivo ideal para rastrear la posición de tu perro, es útil en caso de que se te pierda durante un viaje. Además de que es obligatorio de que el perro porte un microchip en más de un país. Se introducen vía inyección en la piel de la mascota y no genera ninguna molesta o dolencia durante el tiempo que lo porte. Si estas de viaje y se te pierde el engreído de casa, una veterinaria local lo encontraras y leerá el chip. De manera que, al controlarlo, sepan inmediatamente a quien, y a donde pertenece, poniéndose en contacto inmediatamente.

Estos chips son de tipo pasivo, por lo tanto, son imposibles de rastrear por satélite como los dispositivos GPS habituales. La única manera de que emita una señal y sea reconocida es mediante un lector de microchips. Inmediatamente, la información que contiene el chip, como al nombre, dirección y número telefónico, será reconocido.

Características principales

Por otro lado, este tipo de chip no necesariamente guarda solo datos de contacto del dueño. También puede guardar la información médica detallada de la mascota y, en caso de necesitarlo, los cuidados médicos que requiere. Generalmente estos chips tienen hasta 10 dígitos de identificación para reconocer los datos del dueño.

No obstante, si decides viajar por países europeos puedes cambiarlos por hasta 15 dígitos (por norma). Como has podido ver, el chip de identificacion no representa un peligro para tu mascota. Y si viajas constantemente, puede ser la salvación del can ante una posible perdida. ¿Qué esperas?