Saltar al contenido

Chip rastreador para perros

Los dispositivos GPS para perros generalmente tienen un chip o tarjeta SIM introducido para que funcione correctamente. Este chip, permite al dueño recibir constantemente la ubicación del perro y los lugares que recorrió durante el día. Puesto que sin el chip o SIM no se puede rastrear al animal vía satélite, la gran mayoría de dispositivos de GPS lo incorporan.

Principales ventajas de estos Gps

El método con el cual se dispone del chip o tarjeta SIM difiere dependiendo de la marca y modelo del dispositivo. Algunas marcas requieren que se contrate un chip de una empresa telefónica y otras la tienen incorporada por defecto. En el caso del primero, al igual que un SIM normal se tendrán que pagar los costos de mantención. Y en el caso del segundo, se tiene que pagar una más que moderada cantidad para mantener activa el plan de datos.

¿Cuáles son las ventajas directas? Generalmente los dispositivos de GPS con chip rastreador para perros tienen dos maneras de funcionar:

  • A través de SMS. Si el chip o SIM cuenta con un plan de datos mínimo, puede emitir mensajes de alerta directamente al móvil del dueño. De este modo no será necesario que tengas que estar monitoreando constantemente a tu perro. Además de no tener que gastar datos para tener que hacerlo.
  • A través de una aplicación móvil. Probablemente este sea el método más usado y practico si tienes una conexión de red WIFI local (y tiempo para estar atento ante un alejamiento del canino). Accediendo a la aplicación de la marca GPS tendrás acceso al mapa, historial de recorrido y posición actual de tu mascota.

Generalmente se usa el segundo método por ser el más completo en comparación al de SMS. En la aplicación, también puedes recibir notificaciones de cuando tu perro se aleje más de lo debido. ¿Como? Estableciendo desde la aplicación una zona límite de tránsito que tiene permitido recorrer el perro.